miércoles, 8 de septiembre de 2010

Tiempo libre


“La gente que no para de trabajar lo hace para no tener tiempo de acordarse de que no tiene nada que hacer”. -Francis Picabia


El Movimiento Slow comenzó en 1986 como una protesta en Roma ante la apertura de un restaurante McDonald's en Piazza di Spagna. Se trata de un movimiento cultural que busca regresar la tranquilidad y el equilibrio a las actividades humanas. No promueve el ocio, sino más bien ser selectivos con nuestro tiempo, ocuparlo en actividades que mejoren nuestra calidad de vida.
“Felices los que no salen de vacaciones, porque viven de vacaciones”.


El hombre actual se volvió hacedor humano y con ello ha abandonado buena parte de su ser. Nunca tiene tiempo, y cuando lo tiene, lo planifica. Los griegos elogiaban la presencia del único tiempo válido, el tiempo libre, que solamente lo tenían, por cierto, los libres, porque los esclavos trabajaban y gracias a ellos los libres podían ser libres... y tener tiempo LIBRE.


Se dice que vivimos en una sociedad hedonista, o sea, que busca el placer. Yo pienso que, más bien, vamos en sentido contrario. Confundimos el placer con las cosas que procuran placer; con mero consumismo. El placer no lo da nada externo, no se compra. No consiste en lo que se me da, sino en lo que yo tomo. El placer no está en la fruta, sino en el paladar.


Hace poco, una flor me dijo con su colorida belleza que el placer no es un asunto frívolo o superficial. Una comida en familia con una larga y amena sobremesa, un rato para leer un libro, para sacar a caminar a mi perro, para relajarme; tiempo para ir al cine con Juan Carlos, para salir a comer con mis amigas, para estar con mis hijas, para cocinar y disfrutar lo que como, para tomarme las cosas con calma… ese placer  le da sentido a mi vida.

Definitivamente, coincido con el movimiento S----L-------O----------W…..porq ..¿QUEEE?.....¿¿¿las 2:20 ya??? ¡Me lleva!, por andar pensando en la inmortalidad del cangrejo ya se me hizo tarde para recoger a Nadia en la escuela, ¡¡¡carajo!!!

5 comentarios:

  1. Hace tiempo leí en un "forward" sobre este movimiento slow. Supongo que no todas las personas serían fans del mismo. Pues las hay quienes encuentran Verdadero placer al moverse.

    No es así conmigo.

    Voy comprendiendo lo poco que puedo hacer. En general. Y disfruto lo que me llega. No prefiero lo "malo" por lo "bueno". Es cuestión de aprovechar las fricciones cotidianas ¿estoy en el momento?

    Hace tiempo escuché "Lo que tengo le da sentido a lo que no tengo. Lo que no tengo le da sentido a lo que sí tengo" ¿Hasta dónde una sed de consumo, que cubre innumerables carencias básica, oculta lo Esencial?

    ResponderEliminar
  2. Hola Gisela, muy hermosos articulos. Un saludo. Espero te encuentres bien.

    ResponderEliminar
  3. Muy provechosa reflexión.

    Saludos Gise.

    ResponderEliminar
  4. Muy provechosa reflexión.

    Saludos Gise.

    ResponderEliminar